¿Estás pensando en adquirir un departamento en Lima? Por lo general, la forma más sencilla de hacerlo es por medio de un crédito hipotecario. A través de este producto financiero, las personas pueden acceder a ese inmueble soñado con mayor facilidad. Ahora bien, es importante que conozcas en base a qué variables se calculan las cuotas de la hipoteca.

Por eso, a fin de que puedas calcular mejor las cuotas de tu crédito hipotecario, en el siguiente artículo te mostraremos cada uno de estos factores, su importancia y la forma en la que se relacionan.

Las variables a considerar

Para entender cómo funciona un crédito hipotecario, es imprescindible conocer las diferentes variables que entran en juego. Conozcamos cada una de ellas.

1.- Monto de financiamiento o crédito hipotecario

El monto de financiamiento ó crédito hipotecario es el monto que solicitarás al banco en préstamo para poder acceder a tu departamento. Esta es la cantidad que debes retribuir al banco por medio de las cuotas mensuales, a la cual se suman los intereses que veremos más adelante.

Este monto gira en función al valor del inmueble que deseas comprar, pero en ningún caso será mayor al 90% a ese valor puesto que el banco siempre te requerirá al menos un 10% de cuota inicial. 

2.- Cuota inicial

personas banco

Como regla general, los bancos solamente pueden financiar hasta el 90% de la casa que deseas comprar. El resto lo abonarás tú por medio de la famosa cuota inicial. En nuestro país, este primer pago es de un mínimo del 10% del valor de la vivienda.

Entonces, si el departamento que deseas comprar cuesta 500,000 soles, tú debes abonar por lo menos el 10% restante, es decir, 50,000 soles. El banco se encargará de los 450,000 restantes.

En este punto, si te encuentras en condiciones económicas de hacerlo, te aconsejamos abonar el 20% o 30% en la primera cuota. Sí, el 10% es el monto mínimo, pero también puedes pagar una suma más alta. ¿Por qué hacerlo? Bien, lo que vas a desembolsar es dinero que se restará directamente de tu deuda con el banco.

No olvidemos que no solo debes devolver la suma prestada por la institución financiera, sino que también tienes que pagar los intereses. En otras palabras, mientras más alto sea el porcentaje que abones en el primer pago, más bajas serán las cuotas de tu crédito hipotecario.

El porcentaje de cuota inicial que requerirá el banco depende de tu evaluación crediticia. Este es un proceso del que se encarga el banco mediante la verificación de tus ingresos mensuales y deuda contraída con el sistema financiero.

Sin embargo, aquella no es la única forma de evaluarte. Por ejemplo, el banco también puede solicitar que durante un número determinado de meses determinado abones en una cuenta un monto equivalente al que pagarías como cuota.

Si bien el banco te puede solicitar en el mejor de los casos un 10% de cuota inicial, dependiendo de tu evaluación podría requerir una cuota inicial del 15%, 20%, 30% o el monto que considere necesario de manera que la cuota resultante no exceda de tu capacidad de pago mensual.

3.- Periodo de pago (número de cuotas)

La siguiente variable es el plazo. Al acceder al crédito, te comprometes a pagarlo en un número determinado de años por medio de las cuotas mensuales. Por lo tanto, el periodo que elijas tendrá una influencia directa sobre la cantidad de cuotas que habrá.

En este punto, puedes elegir un periodo corto o uno largo. Ambos tienen sus puntos a favor y en contra. Un plazo corto supone pagos de cuotas más altas, ya que el monto se divide en una cantidad menor de meses. El punto positivo es que aquí los intereses suelen ser menores.

Por otra parte, al elegir un plazo largo, el monto de las cuotas mensuales suele ser más bajo. Eso se debe a que distribuyes los pagos por una mayor cantidad de años. Esto hace que el efecto sea menos perceptible en tu economía. Sin embargo, al tratarse de un número mayor de cuotas, los intereses aumentan. Lo ideal es seleccionar un término medio.

Es importante notar que si eres trabajador dependiente y recibes gratificaciones en julio y diciembre puedes solicitar pagar cuotas dobles en los mencionados meses. De esa manera reducirás el periodo de pago o, alternativamente, puedes acceder al pago de una cuota más baja en el mismo periodo. 

Te puede interesar: 4 cosas que debes saber antes de comprar un departamento

4.- Tasa de interés

tasa interés casa

Una duda siempre presente en las personas es ¿qué son las tasas de interés? No son más que el porcentaje que cobran las instituciones financieras por el servicio de prestarte el dinero para tu departamento. Ahora bien, estas son muy cambiantes y pueden incrementar como disminuir con el paso de los meses.

Cada banco te ofrece una tasa diferente. Así, por ejemplo, al presente mes, la tasa de interés hipotecario para vivienda en un banco como el BCP es de 5.89% anual (sujeta a evaluación crediticia), la cual es una de las más bajas en el mercado financiero. Mientras más baja sea la tasa de interés, menores serán las cuotas que pagarás. Existen dos tipos de tasas de interés en el Perú:

Tasa fija

Ya que las tasas de interés tienen una naturaleza cambiante y pueden hacer que pagues un monto un semestre y otro al siguiente, una tasa fija te ofrece las mismas cuotas a lo largo de todo el periodo de pago. Ahora bien, es necesario tener en cuenta que también suelen ser las más altas. A largo plazo, son la opción más conservadora.

Tasa mixta

Esta ofrece a las personas una tasa que será fija durante los primeros años del crédito (por lo general, cinco años). Luego de aquel periodo, la tasa será variable. Está tasa ha sido creada para las personas que desean asentarse financieramente durante aquel primer periodo.

5.- Gastos y comisiones

Por último, existe una variable que muchas personas olvidan pero que forma parte de las cuotas mensuales de un crédito hipotecario: el pago de comisiones y gastos. Se trata de desembolsos por conceptos del procedimiento como envío de documentos y otros más importantes como el seguro de desgravamen.

Estos pueden cambiar la tasa final que pagarás al banco por el préstamo. Por eso, es importante que al solicitar el crédito hipotecario preguntes por la TCEA (Tasa del Costo Efectivo Anual), la cual engloba todos estos gastos y te da una visión más clara del monto que realmente vas a desembolsar.

Ahora conoces todas las variables que entran en juego al calcular las cuotas de la hipoteca, su importancia y cómo se relacionan. Encuentra un buen inmueble y dale a tu familia la vida que siempre soñaste.

En Bélgica Edificaciones, tendrás a tu disposición diferentes tipos de departamentos en venta, los cuales se adaptarán a todas tus necesidades. Si tienes alguna consulta, puedes comunicarte con nosotros a través de nuestro formulario de contacto.